Mitología de Géminis – Parte 1

Los Gemelos Pólux y Cástor: La Historia de los Hermanos Inseparables

Nacimiento de los Dioscuros

La mitología de Géminis está asociada en la antigua Grecia a los gemelos Pólux y Cástor, también conocidos como los Dioscuros (hijos del Dios Zeus).

Los Gemelos Pólux y Cástor son figuras legendarias veneradas por su valentía, amistad y lealtad inquebrantable. Su historia está llena de aventuras épicas y tragedias que han dejado una marca indeleble en el mundo de la mitología y que se traduce en la astrología a través del arquetipo del signo Géminis.

Pólux y Cástor eran hijos de Leda, reina de Esparta, y tuvieron diferentes padres divinos. Pólux fue concebido por Zeus, el poderoso rey de los dioses, que se había convertido en Cisne para seducir a Leda que estaba casada con el Rey Tíndaro. Mientras que Cástor fue hijo de Tíndaro, con quien estuvo el mismo día que fue inseminada por el Cisne Zeus.

La otra peculiaridad es que Leda dio a luz dos huevos, de uno nacieron Pólux y Helena; del otro Clitemnestra y Castor. Dos pares de Gemelos, los primeros hijos del Zeus Dios del Olimpo eran inmortales, y los segundos mortales como su padre el Rey de Esparta.

De la confusión de la mitologia de géminis, podemos decir que este signo del elemento aire, esta lleno de pensamientos entreverados, versátiles y curiosos, del que pueden nacer ideas muy creativas.

La relación de los Dioscuros en la mitología de Géminis

La estrecha relación entre los hermanos Dioscuros era conocida por su profundo amor y respeto mutuo. Fueron inseparables y siempre estaban dispuestos a protegerse y luchar uno por el otro. Sus habilidades complementarias también los concluyeron en una formidable pareja en el campo de batalla.

Aunque eran hermanos gemelos su destrezas eran totalmente diferentes:

Cástor era conocido por su destreza en la equitación y la lucha cuerpo a cuerpo. Era un hábil guerrero y un jinete experto. Pólux, por otro lado, se destacaba por su habilidad en el boxeo y era considerado uno de los mejores pugilistas de su tiempo. Juntos, formaban un equipo imparable, combinando sus habilidades para superar cualquier obstáculo que se les presentara.

La historia más famosa de los Dioscuros es su participación en la expedición de los Argonautas en busca del Vellocino de Oro. Los Argonautas eran un grupo de héroes legendarios liderados por Jasón, y Pólux y Cástor se unieron a esta aventura llena de peligros y desafíos. Su valentía y habilidad en la batalla fueron fundamentales para el éxito de la misión, enfrentándose a monstruos y superando obstáculos para alcanzar su objetivo.

En el arquetipo de géminis podemos ver estas distintas habilidades de los hermanos como las que se van adquiriendo cuando niños mediante los juegos con hermanos, primos, compañeros de escuela o vecinos. Entre estas habilidades destaca en importancia el lenguaje asertivo, pero también son sus cualidades el vínculo de hermandad, la amistad, la lealtad, la unión en momentos de adversidad.

Tragedias en la mitología de Géminis

A pesar de su valentía, los Dioscuros también experimentaron tragedias. Una de ellas fue causada por el rapto que hicieron los hermanos Cástor y Pólux a las hijas de Leucipo, prometidas a Idas y a Linceo, para casarse con ellas.

Durante una confrontación con los novios plantados, Idas y Linceo, Cástor resultó mortalmente herido. Pólux, devastado por la pérdida de su hermano, suplicó a Zeus que le permitiera compartir su inmortalidad con Cástor.

Zeus concedió su petición de su hijo, dispuso que Pólux residiera en el averno siempre que Cástor volviera a pisar la tierra, haciéndolos alternativamente muertos y vivos y concediendo a Pólux, así, simultáneamente las dos proposiciones de su petición.

Tiempo después, Zeus los transformó en la constelación de Géminis, para que pudieran permanecer juntos en el cielo por toda la eternidad.

La mitologia de Géminis, han dejado una huella en la astronomía, ya que la constelación de Géminis lleva su nombre y sigue siendo una de las constelaciones más reconocidas y visibles en el cielo nocturno.

Así también en la Astrología tropical, el espacio de la bóveda celeste que ocupa la Casa 3 es dedicada a los Gemelos y es el domicilio de su regente Mercurio, el mensajero de los Dioses.

De manera que la “casa 3” es el área de las comunicaciones, las relaciones de amistad, compañerismo, hermandad, vecindad, el entorno inmediato, el sentido común, la inteligencia practica, el desarrollo del lenguaje, la escuela básica, y la habitación que compartimos con quien queremos estar en intimidad.

En esta Casa 3, tenemos el territorio donde cada uno de nosotros puede hacer la mitología de géminis suya. Ya sea compartiendo vínculos nutritivos y creativos, o cometiendo el error que los separó finalmente, al no ponerse en el lugar de aquellos “otros” a los que estaban prometidas las chicas que raptaron.

Si quieres saber en que lugar de tu carta natal puede dar lugar tu propia mitología de géminis calcula aquí tu Carta Natal Gratis.

Información expandida desde la Astrología, la Biodescodificación y el Coaching

Contenido asociado: Bronquitis en Biodescodificación

Deja un comentario